MUERE UN NIÑO DE TRES AÑOS ATRAGANTADO CON UNA UVA EN GIJÓN

El niño llegó al hospital sin respiración ni pulso, por lo que los intentos de reanimación fueron fallidos.

Un niño de tres años ha fallecido esta noche en Gijón tras atragantarse con una de las tradicionales uvas de Nochevieja en su domicilio, en la calle Independencia del barrio del Natahoyo, han informado fuentes municipales.

La familia, de origen ecuatoriano, estaba celebrando la despedida del año 2018 cuando se dieron cuenta de que el pequeño, de nombre Tiago según el diario El Comercio, se había atragantado con una uva. Llamaron al servicio de urgencias y la policía se desplazó al domicilio para trasladarlo al hospital de Jove. En la casa estaban la madre del pequeño, un tío, una abuela y un hermano mayor, detalla La Nueva España.

El niño, nacido en Ecuador, llegó al centro sanitario sin respiración ni pulso, por lo que los intentos de reanimación fueron fallidos. «No lo asimilo», ha lamentado la madre del menor en el mismo diario local. «Esto es una pesadilla, no sé cómo ha podido ocurrir», añadió.

No se recomienda administrar a menores de cuatro o cinco años años alimentos duros o de pequeño tamaño con los que puedan atragantarse, como frutos secos. En esas edades, la laringe es más alta que la de los adultos y no se tienen desarrolladas todas las habilidades para la masticación.

Según La Nueva España, que cita a la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, comer uvas es la tercera causa de asfixia entre los niños. Los menores de cinco años pueden atragantarse con esta fruta, ya que por su textura y tamaño puede obstruir sus vías respiratorias.

Fuente:

https://elpais.com/politica/2019/01/01/actualidad/1546340064_189703.html