EL JUEZ CITA COMO INVESTIGADAS A TRES PERSONAS POR BORRAR HISTORIALES DE IDENTAL

De la Mata imputa un delito de desobediencia a los responsables de la empresa informática que almacenaba la información.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha citado a declarar como investigados el 8 de enero a tres responsables de OVS Hispano, la empresa informática que almacenaba en sus servidores miles de imágenes y copias de las historias clínicas de los afectados por iDental. El auto, dictado el 26 de diciembre, les imputa un delito de desobediencia después de que el magistrado haya comprobado que la documentación ha sido eliminada unilateralmente, pese a que había ordenado su salvaguarda. La compañía, filial de la francesa OVH SAS, sostiene que la información es ya “irrecuperable”.

OVH SAS ofrecía a iDental un servicio para albergar la información en la red, en lugar de un punto físico. “Era un alquiler, pero esa empresa no tenía ningún vínculo con las clínicas. Solo alojaba datos, no los manipulaba. Si se contrató con OVS fue porque era lo más barato”, reconoce este antiguo empleado. De la Mata estaba realizando gestiones desde el 1 de agosto para salvaguardar los servidores y efectuar el volcado de la información que contenían. Para ello el juzgado se comunicaba con los responsables jurídicos de la empresa informática. Su filial española, OVS Hispano, actuaba como intermediaria con la matriz en Francia.

Cierre del servidor 

Después de meses de intercambio de información, y de las instrucciones impartidas por el juzgado, el 19 de diciembre un representante de la empresa informática comunicó por email al juez que había sido eliminado el contenido de todos los servidores cuya información se pretendía volcar. El firmante del emailañadía que no había “opciones reales” para recuperar los datos perdidos.

El auto indica que la “explicación oficial” del cierre de estos servicios es que desde abril “se estaba forzando a nuestro sistema a mantener los servidores disponibles, cubriendo el gasto correspondiente, solicitando de forma manual a nuestro sistema de facturación la ampliación de las fechas de expiración de los mismos”. Según los representantes de la empresa, se trataba de una operación que no se había podido realizar “con las últimas modificaciones”. Todo ello había generado “una deuda sobre la cuenta de cliente al que estaban asociados los servicios, lo cual provocó que se hiciera el cierre de los mismos el día 14 por incumplimiento de condiciones de facturación”.

El juez explica en su escrito que los tres investigados han podido incumplir las obligaciones legales de colaborar con el sistema judicial, al desobedecer los requerimientos e instrucciones judiciales para conservar la información alojada en los servidores. El magistrado concluye que el asunto es aún más grave porque se ha podido producir “graves perjuicios a los intereses de miles de personas”, ya que la información contenida en los servidores incluía historias clínicas e imágenes radiológicas. “En esos servidores también están los datos económicos de iDental, por lo que se puede seguir el rastro de todos sus movimientos económicos”, reconoce un antiguo trabajador de las clínicas.

Fuente:

https://elpais.com/sociedad/2018/12/27/actualidad/1545938661_731603.html